Incluimos en nuestra página el artículo integro de la revista digital Motociclismos sobre la nueva BMW 1000 XR, un nuevo modelo que no deja a nadie indiferente.

 

BMW está demostrando ser una de las marcas más activas de los últimos años y cada vez tiene una mayor presencia en el mercado de motos de alta cilindrada. Desde los 650 hasta los 1.600 cc, se puede decir que no hay un solo segmento en el que no tenga presencia, especialmente después de varias novedades que ha presentado de cara a 2015. Bueno, sí es cierto que en la actualidad no posee modelos que se puedan catalogar como custom o cruiser, pero también es verdad que hizo un intento a finales de los 90 y la experiencia no fue especialmente fructífera, por lo que decidió poner fin a aquel proyecto.

Apuesta por las trail

Aparte de contar con representantes en casi todos los segmentos, también es cierto que en algunos deposita más interés que en otros. De este modo, se puede decir que las trail son sus predilectas y no hay otra marca que posea una variedad tan grande en esta clase. Empezando por la monocilíndrica G 650 GS y acabando por las R 1200 GS en versión normal y Adventure, entre medias también nos encontramos con las F 700 GS y F 800 GS (esta, como su hermana mayor, también en versiones normal y Aventure).

Por tanto, contando todas las variantes mencionadas, hasta seis son las trail que podemos localizar ahora mismo en el catálogo de la marca bávara. No contentos con tal variedad, en BMW han preparado una novedad muy interesante de cara a 2015 con el objetivo de acaparar ventas en el subsegmento de las trail mas asfálticas y deportivas, un nicho en el que todavía no contaba con una representante.

Tetracilíndrica y potente

Tomando como punto de partida la supernaked S 1000 R, que a su vez derivó de la superbike S 1000 RR, el fabricante alemán ha desarrollado una tetracilíndrica muy especial que promete polivalencia, confort de marcha, dinamismo y buenas dosis de sensaciones. La nueva moto de BMW ha sido bautizada como S 1000 RX y se ha desarrollado con el objetivo de competir en el ránking de ventas con las Ducati Multistrada, Kawasaki Versys 1000 y Aprilia Caponord 1200, tres maxitrail que, como la nueva 1000 RX de estas páginas, se caracterizan por una marcada orientación asfáltica al incorporar llantas de 17'' en ambos ejes con neumáticos muy de carretera.

De acuerdo a lo que podemos ver en las primeras fotos, la nueva BMW puede calzar unos Pirelli Diablo Rosso II en origen, unas «gomas» modernas de sport-turismo que ya hemos probado en la S 1000 R y que han demostrado un agarre excelente.

Además de dichos neumáticos, la S 1000 RX, salvo en los recorridos de las suspensiones, es técnicamente muy parecida a la supernaked, declarando las mismas cifras para su motor de cuatro cilindros en línea (160 CV a 11.000 rpm y 11, 4 kgm a 9.250 rpm), anunciando un carácter deportivo importante.

Además, de serie incluye dos modos de conducción («Rain» y «Road») con control de tracción ASC, a los que en opción se pueden añadir los modos de conducción «Pro» («Dynamcic» y «Dynamic Pro»), que en su caso vienen acompañados de control de tracción DTC, más sofisticado al contar con control de inclinación.

Más rutera y confortable

Lo que queda claro nada más verla, es que la 1000 RX, como buena maxitrail, es claramente más turística y cómoda. En su frontal monta un semicarenado con un grupo óptico simétrico y una pantalla regulable en altura que augura una buena protección. También el colín se ha modificado para poder incorporar unos asientos más dimensionados y mullidos en ambas plazas, así como asas para el pasajero en los dos lados.

La posición de conducción es más erguida y entre el asiento y lo estribos la distancia es mayor, contando con un manillar más alto y ancho, anclado sobre torretas ligeramente sobreelevadas. Los mencionados estribos son de tipo mixto y su posición está claramente más adelantada, habiéndose retocado el chasis para anclar sus soportes más cerca de la parte delantera de la moto. Del mismo modo, las palancas son más largas y robustas, pensando en una posible utilización por pistas e incluso de pie sobre la moto.

Otro detalle interesante que agradecerán los más ruteros es que la capacidad declarada para el depósito ha aumentado hasta los 20 litros (2,5 más), por lo que la autonomía media a ritmos legales es fácil que supere los 450 km de acuerdo a los consumos que hemos obtenido con la variante naked (4,3 litros 100/km circulando a 120 km/h).

 

Bien equipada

Los componentes de la parte ciclo son muy similares a los de la S 1000 R. A grandes rasgos, se puede decir que solo varían ligeramente los elementos de las suspensiones debido a sus mayores recorridos (150 y 140 mm, delante y detrás respectivamente). Por tanto, el tren delantero está formado por una horquilla invertida con barras de 46 mm y un equipo de freno con discos de 320 mm mordidos por pinzas de cuatro pistones de anclaje radial.

Además, el ABS de serie es desconectable y la frenada es de tipo integral parcial, aunque si se montan los modos de conducción «Pro», la frenada pasa a contar con ABS «Pro», más sofisticado y que al igual que el DTC, controla la frenada cuando la moto está inclinada. Otra opción reseñable es que las suspensiones pueden incluir regulación electrónica Dynamic ESA. Y como viene siendo habitual, las distintas opciones pueden montarse en dos paquetes o kits (Touring o Dynamic), que suponen un ahorro considerable de dinero a diferencia de si se incluyen por separado.

Teniendo en cuenta todas las novedades que incorpora la nueva S 1000 RX con respecto a la S 1000 R, la ganancia de peso anunciada es de poco más de 20 kg (228 kg con los 20 litros que caben en el depósito), por lo que esta nueva BMW se puede considerar como una maxitrail ligera, aspecto que a buen seguro le va a otorgar una buena agilidad y un gran dinamismo.
Con respecto a su precio, aún no se sabe demasiado, pero teniendo en cuenta lo que cuesta la variante naked, no debería subir por encima de los 14.500 euros, una cifra, sin duda, interesante.