Tres detalles a tener en cuenta si conduces en invierno

De la web de motorpasión os dejamos algunos consejos para circular en esta época del año, donde la temperatura nos obliga a cambiar nuestras costumbres a la hora de conducir.

 

Resulta curioso que de todos los que escribimos en Motorpasión Moto siempre me toque a mi hablar sobre temas de invierno. ¿Será porque soy el que menos invierno vive al cabo del año? Bueno, de cualquier manera no hace falta ser un hacha del motociclismo para relacionar unos cuantos detalles que hay que tener en cuenta a la hora de circular en invierno, y tampoco hace falta estrujarse mucho las meninges si partes de una base tan buena como la que nos ofrecen en Ride Apart.

Aunque todos estos consejos que nos ofrecen podríamos resumirlos en sólo tres muy básicos, primero ir bien abrigados, segundo revisar concienzudamente nuestra moto y especialmente los neumáticos y por último estar preparado para cualquier cosa que nos podamos encontrar en las carreteras en invierno. Vamos con algo más de detalle.

Viste apropiadamente

Y no nos referimos a que vistas de chaqueta y corbata o con vestido, sino que para montar en moto en invierno deber además de ir protegido frente a posibles caídas también deber ir protegido frente a las bajas temperaturas.

Aquí no vale el truco de ponerte más capas de ropa de las normales encima, recuerda que tienes que poder moverte con comodidad sobre la moto y que ni no es así puedes llegar a caerte por no poder hacer un movimiento adecuado cuando sea necesario.

La indumentaria debe empezar desde el interior, con una buena ropa interior térmica, que no cuesta tan cara y ayuda a mantener el calor de tu cuerpo, sin transpirar y muy cómodamente. La siguiente capa puede formarla un buen forro polar, no demasiado grueso, si vas a conducir mucho tiempo a bajas temperaturas.

Y como capa final casi siempre es mejor un buen equipo de cordura con sus forros que vestir de cuero, ya que la piel se puede incluso congelar y dejar de funcionar como aislante. Gracias a la evolución de los materiales casi cualquiera puede acceder a una chaqueta y unos pantalones de cordura con forro térmico que incluso se pueden utilizar en verano quitándoles ese forro.

Los guantes deberían ser específicos para invierno, por contar con más protección contra el frío que unos de verano. Y el calzado, si bien no es barato contar con unas botas de moto para invierno y otras para verano, unos buenos calcetines de esquiador y unas buenas botas cumplen con las necesidades.

Aunque no existe una regla concreta, el truco suele ser este, no utilizar muchas capas, pero las que se utilicen que sean de calidad para garantizar que volveremos a casa con todos los dedos intactos.

Mención aparte merece el casco, que debe permitir respirar sin problemas dentro de él y que la pantalla no se empañe. Igual que debe ventilar bien nuestra cabeza, pero sin que se nos congelen las orejas o la punta de la nariz. Para esto último hay prendas como los verdugos o pasamontañas térmicos que funcionan muy bien, siempre que el casco no te quede tan ajustado que no puedas ni pestañear al incluir esa capa extra de confort.

Sensación Térmica Viento

Por último, os dejo una tabla de valores de temperaturas y la sensación térmica que produce el viento. Atentos, porque a 64 km/h cero grados centígrados equivalen a 20 grados bajo cero, y a esa temperatura ya puede aparecer congelación.

Revisa tu moto

Si ya tienes todo el equipo suficiente para no pasar frío, el siguiente paso es revisar que tu moto esté en condiciones. Esto incluye puntos como que el aceite sea el adecuado para tu motor y para funcionar a las temperaturas exteriores que te puedas encontrar. También deberías revisar el líquido refrigerante, que esté al nivel adecuado y sea de la calidad necesaria.

Antes de salir conviene revisar también los neumáticos, que tengan el dibujo adecuado, que no estén demasiado desgastados y que la goma de los mismos no haya perdido cualidades por el paso del tiempo. Es muy común utilizar los neumáticos hasta que se desgastan, pero muy poca gente revisa que su fecha de fabricación no sea demasiado lejana. Y son muchos los que circulan con neumáticos "petrificados" incluso en invierno.

Motos En Invierno

Justo en el momento en el que al neumático va a costarle más alcanzar una temperatura óptima de funcionamiento también hay que tener en cuenta que por cada 12 grados que baja la temperatura la presión del aire disminuye en un 2%, y con las variaciones de temperaturas que hay en nuestro país esto puede ser muy significativo.

Si no las tienes todas contigo mejor que no salgas, porque una avería puede significar un buen rato esperando en medio de la nieve a que venga a recogerte la grúa, si puede llegar hasta donde estés.

Preparado para la carretera

Ya te has vestido de romano, has revisado la moto y sobre todo has cuidado el estado de los neumáticos de tu moto. Ahora toca salir a la carretera a disfrutar. Pero a los habituales problemas que te puedes encontrar en la carretera en un día con buen tiempo, hay que sumarles las placas de hielo, la nieve, la sal y el agua que la naturaleza se encarga de distribuir aleatoriamente en invierno. Así que toca ir con mucho más cuidado y mucha más atención a lo que hay en la carretera, porque debajo de la nieve puede haber hielo, o un agujero enorme.

Moto Y Nieve

Aquí como regla general hay que conducir con mucha más suavidad que de costumbre, adelantando mucho las maniobras y sin brusquedades en el acelerador ni en los frenos. Por suerte, si tu moto es de última generación podrás disfrutar de sistemas electrónicos que te ayuden en la conducción. Pero la naturaleza siempre juega a su favor y te puedes llevar un buen susto aún con el máximo de ayudas disponibles.

Si acabas conduciendo en un tramo de carretera por el que se haya esparcido sal para deshacer el hielo, recuerda que en cuanto llegues a casa debes lavar toda la moto con agua dulce, porque la sal, al depositarse sobre los metales forma óxido muy rápidamente, y no queremos que tu bonita moto parezca salida de Mad Max a los pocos días.

Seguro que conocerás a mucha gente que disfruta conduciendo la moto en invierno, casi más que lo haga en verano. Sólo hay que tener claro que hay que ir abrigado, con una moto en condiciones y un poco más atento a la carretera para poder disfrutar de una salida en moto en invierno.

 

fuente: Motor Pasión | Ride Apart